TARSA Relaciones Públicas

Relaciones PúblicasLa profesionalidad de una OPC

La profesionalidad de una OPC

“Todos sabemos hacer de todo y esto de organizar congresos es facilísimo”. Parece ser la opinión de todos aquellos profesionales de cualquier otra disciplina distinta a una OPC que preparan su reunión profesional sin contar con un organizador profesional de congresos.
Cómo se siente un profesional de OPC cuando llamas a un posible cliente con toda la ilusión y las ganas de organizar un congreso y te dice: “No necesitamos estos servicios, lo organizaremos nosotros”. E insistes, porque además de que quieres conseguir este congreso, “lo importante es la buena organización y contar con profesionales de cada sector”.
Y la persona comenta:”Ya, pero yo sé un poco de PhotoShop y la hija de un compañero se encarga de los temas de inscripciones y así entre todos lo vamos sacando”.
¡Vaya que sí, pedazo congreso va a resultar!
Y este señor que contesta en estos términos es médico, farmacéutico o arquitecto.
Claro,  y a lo mejor no queremos llamarle intrusismo. Pues nosotros los OPCs no nos dedicamos ni a operar, ni a aconsejar que tratamientos seguir, ni a diseñar casas.
Esas labores no, pero pensando siempre en nuestro cliente y en sus necesidades sabemos realizar otras:

  1. Realizar operaciones con proveedores para que los precios sean lo más justo posible.
  2. Establecer estrategias y aconsejar con argumentos de peso qué acciones hay que realizar para conseguir los objetivos.
  3. Diseñar planes de comunicación y relaciones públicas para llegar al máximo número de posibles congresistas y obtener beneficios.

Y tantas más.
Así que con nuestra pancarta reivindicativa de “¡Queremos más congresos!” nos sumamos al resto de colegas de profesión que denuncian este tipo de acciones contraproducentes para el sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TARSA_LOGO

Vivimos volcados hacia el cliente. Somos sus aliados para optimizar la calidad, la cantidad y la eficacia de sus mensajes.