TARSA Relaciones Públicas

Relaciones PúblicasResponsabilidad Social Corporativa: necesidad social, más que oportunidad empresarial

Responsabilidad Social Corporativa: necesidad social, más que oportunidad empresarial

Uno de los temas de actualidad en los negocios y especialmente en el sector de la comunicación y las relaciones públicas (por ir ligada a la personalidad e imagen de una organización), es la creciente importancia de la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas (RSC/RSE). Hoy es el Día de la Tierra, y en Tarsa, nos parece oportuno recordar la necesidad de adaptarnos a un funcionamiento sostenible de las empresas. Como motor social, las empresas representan un núcleo esencial para el cambio que necesita nuestro planeta.
Con las recientes catástrofes acontecidas en el mundo, parece resurgir con fuerza el interés por la salud del planeta, un interés, que desafortunadamente, se suele apagar con facilidad. En el ámbito empresarial, se hace hincapié en la necesidad de funcionar como un ente social, aportando al entorno de igual manera que tomamos prestado lo que necesitamos de él. La conciencia social, es un aspecto indispensable en las personas físicas, pero también, por su enorme influencia en la sociedad, en las personas jurídicas. Es difícil evangelizar sobre este aspecto, debido a diversas actitudes que surgen frente a las intenciones de cambio: escepticismo, desidia, falta de voluntad, etc. Sin embargo, creemos que la voluntad seria y comprometida de las empresas es un hecho sin el cual no se puede llevar a cabo una cambio a mejor en la conciencia social.
En muchas ocasiones, tratando de llevar a cabo nuestro trabajo de manera responsable con el entorno natural y social, nos encontramos con multitud de trabas, debido a que nuestra red logística no está adaptada a este funcionamiento. Así, por ejemplo, a la hora de organizar un evento de manera sostenible, es difícil encontrar un proveedor que cumpla con ciertos compromisos. Por ello, queremos animar a las empresas a asumir responsabilidades para poder mantener nuestro planeta, que tanto se queja, y responder al entorno social del que es imposible desligar a una empresa.
Para que la responsabilidad social corporativa funcione, no debe ser únicamente, un nicho de explotación de la empresa o una oportunidad de imagen, sino una necesidad para sobrevivir en un sistema que lo demanda. Además, no basta con que una empresa quiera ser responsable, ya que tropezará con problemas como los que nosotros encontramos: un entorno que se resiste al cambio. Para el éxito de la RSC, debemos apostar por extender la conciencia social a todo el entramado empresarial. De esta manera, se podrán producir las sinergias necesarias para el cambio.

1 Comentario

  • JFA

    Da gusto leer esta entrada, desde luego. A título personal considero que la RSC es tanto una cuestión ética como una oportunidad económica. Además de ser cada vez más ineludible para garantizar la supervivencia de las organizaciones y de la vida en nuestro planeta, está llamada a convertirse en un atributo diferenciador en el corto plazo y en una "competencia umbral" en el largo plazo. ¡Ánimo y saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TARSA_LOGO

Vivimos volcados hacia el cliente. Somos sus aliados para optimizar la calidad, la cantidad y la eficacia de sus mensajes.